martes, febrero 13, 2007

"Si en aguas internacionales se produjese naufragio o grave avería de la embarcación, cualquier nave que aviste el suceso tendrá la obligación de prestar auxilio. El país de costas más próximas al hecho prestará ayuda y acogerá de manera provisional a los náufragos o tripulantes."


Hombres de tierra, aprendan de los hombres del mar.

2 comentarios:

Alba dijo...

Las leyes del mar están hechas para caballeros, Novecento;)

cristalitos, costumbre dijo...

me a encantado la reflexion, todo sea dicho, y nuria sigue con el italiano, muerteeeeeeee puaj!